¿Han tenido la culpa las versiones pirata de Windows de la rápida expansión de WannaCry?

Desde el pasado viernes, el mundo está en alerta por el ciberataque causado por el ransomware WannaCry que lo ha puesto todo patas arriba. Intentando encontrar las causas de su rápida expansión por todo el mundo, afectando especialmente a China y Rusia, muchas firmas de seguridad están centrando sus miradas en las versiones pirata de Windows. ¿Han tenido la culpa? ¿Podríamos haber hecho más para evitarlo?

La firma de seguridad finlandesa F-Secure ha analizado con preguntas y respuestas el ataque de Wannacry. Aunque afectó a varias organizaciones y usuarios de todo el planeta (como Telefónica en España), lo cierto es que se cebó especialmente con dos regiones. China y Rusia han sufrido mucho más que el resto de países los efectos de este ransomware que sigue el patrón de todos los demás, es decir, cifrar los archivos para “secuestrarlos” y pedir un rescate por ellos, general en bitcoin.

WannaCry: ¿Culpa de Windows pirata?

El agujero de seguridad que ha permitido la expansión de WannaCry fue parcheado por Microsoft en el mes de marzo. Todas las versiones de Windows con soporte de actualizaciones, como Windows 7, 8 y 10, cuentan con su correspondiente parche de seguridad que muchos usuarios tienen instalado desde hace un par de meses.

La situación ha llegado hasta tal punto que Microsoft ha lanzado un parche para una versión sin soporte. Windows XP dejó de recibir actualizaciones en 2014, pero todavía sigue una versión peligrosamente presente en muchos ordenadores. Por todo ello, los de Redmond lanzaron un parche de urgencia para Windows XP debido a la gravedad de la situación.

El problema con todo esto es que, los usuarios que tengan instalada una versión pirata de Windows, no suelen instalar las actualizaciones, independientemente de que estén disponibles. Aunque existen formas de saltarse las limitaciones, Microsoft siempre implementa medidas para disuadir a los usuarios que “no pagan la correspondiente licencia”.

Por ello, muchos deciden no actualizar aun a riesgo de que estos problemas de seguridad les puedan afectar. Desde F-Secure apuntan a las versiones pirata que no han actualizado con el correspondiente parche de seguridad como foco principal para expandir el ransomware por todo el mundo.

De esta forma, los principales países con usuarios corriendo versiones pirata de Windows, han sido también donde el ransomware ha afectado con más fuerza. Por ello, tengas o no una copia pirata de Windows, actualiza siempre y estarás a salvo de estos problemas.

Fuente ADSLZ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *